Comprender la regla 2111 de la FINRA: la idoneidad

Como inversor, es posible que haya oído hablar de la regla 2111 de la FINRA, también conocida como regla de idoneidad. Pero, ¿qué es exactamente la FINRA 2111? ¿Y cómo le afecta a usted y a sus inversiones? Cuando usted contrata a una empresa de corretaje o a un asesor financiero para que le recomiende una transacción o una estrategia de inversión, espera que lo hagan de manera adecuada para usted y sus circunstancias particulares. Sin embargo, por desgracia, no siempre es así. Si usted ha sufrido pérdidas financieras como resultado de las estrategias de inversión inadecuadas y las recomendaciones de su asesor financiero, póngase en contacto con el abogado de la ley de valores Robert Wayne Pearce hoy. Una visión general de la Regla 2111 de FINRA La idoneidad en la inversión es un concepto general que describe si una inversión individual es adecuada para un cliente después de la consideración de las características de ese cliente en particular. La regla de idoneidad requiere que los asesores financieros tengan una "base razonable" para creer que una transacción o estrategia de inversión recomendada es adecuada para su cliente. Un asesor financiero determina la idoneidad de una determinada operación o estrategia de inversión mediante el conocimiento del perfil de inversión de su cliente. Los expertos interpretan que la norma 2111 de la FINRA exige a los asesores financieros que hagan recomendaciones que redunden en beneficio de sus clientes. La FINRA describe situaciones en las que los asesores financieros violan la regla de idoneidad al poner sus intereses por encima de los de su cliente, entre ellas: Asesores financieros que recomiendan a sus clientes que utilicen el margen para comprar un mayor número de valores para aumentar las comisiones; Corredores de bolsa que recomiendan valores inadecuados con altas comisiones debido a la presión de su empresa para vender los valores; o Un corredor de bolsa que recomienda un producto sobre otro con el objetivo de ganar más comisiones. Las recomendaciones de inversión inadecuadas provocan miles de dólares en pérdidas para los inversores cada año, debido a que los asesores financieros recomiendan productos sin liquidez, especulativos y de alto riesgo. Si esto le ha sucedido a usted, póngase en contacto con un abogado experto en pérdidas por inversiones hoy mismo para comenzar con su caso. Obligaciones de idoneidad impuestas por la regla 2111 de la FINRA La regla 2111 consta de tres obligaciones principales: idoneidad de base razonable, idoneidad específica del cliente e idoneidad cuantitativa. Idoneidad de base razonable La idoneidad de base razonable exige que un asesor financiero tenga una base razonable, basada en una diligencia razonable, para creer que una recomendación es adecuada para el público en general. Esta diligencia razonable debe proporcionar al asesor financiero una comprensión básica de los riesgos y beneficios asociados a la transacción o estrategia de inversión recomendada. Un corredor debe comprender los riesgos y recompensas asociados a una inversión concreta. No hacerlo y recomendar la inversión a un cliente de todos modos podría dar lugar a acusaciones de tergiversación de la inversión. Si un corredor no cumple con alguno de estos requisitos, no se cumple la obligación de idoneidad sobre una base razonable. Idoneidad específica para el cliente La idoneidad específica para el cliente implica tener en cuenta detalles concretos sobre un cliente individual para determinar si una operación o estrategia de inversión es adecuada. Las características de un cliente que deben considerarse durante un análisis de idoneidad incluyen: Situación laboral, Edad, Situación financiera, Situación fiscal, Experiencia en inversiones, Objetivos de inversión, Tolerancia al riesgo, Necesidades de liquidez y Horizonte temporal de inversión. El asesor financiero debe evaluar estas características para determinar si la inversión o la estrategia es adecuada para ese cliente en particular. Idoneidad cuantitativa El elemento de idoneidad cuantitativa evalúa el volumen de operaciones realizadas por un asesor financiero. Para un análisis de idoneidad cuantitativa, las operaciones realizadas en la cuenta de inversión de un cliente se consideran en su conjunto. La cuestión es si las inversiones recomendadas constituyen una estrategia adecuada en su conjunto, no si cada operación individual fue adecuada. La obligación de idoneidad cuantitativa pretende evitar que los asesores financieros realicen operaciones excesivas en la cuenta de un cliente con el único fin de generar comisiones. Póngase en contacto con un abogado especializado en pérdidas de inversión hoy Los casos de pérdidas de inversión FINRA 2111 pueden ser particularmente complejos. Es por eso que es importante tener un abogado con experiencia en pérdidas de inversión en su esquina. Desde 1980, los abogados de The Law Offices of Robert Wayne Pearce, P.A., han representado a innumerables inversionistas en su lucha por sus derechos. Si usted es una víctima de la negligencia de los corredores o la mala conducta, queremos ayudar. Hemos recuperado más de 160 millones de dólares para los clientes que lo merecen, y vamos a luchar para conseguir los resultados que usted merece también. Póngase en contacto con nuestro equipo hoy mismo para una evaluación gratuita de su caso, y vea lo que podemos hacer por usted.

Continuar leyendo

Norma FINRA 2010: Normas de Honor Comercial y Principios de Comercio

La regla 2010 de la FINRA establece que los miembros de la FINRA deben observar "altos estándares de honorabilidad comercial y principios justos y equitativos de comercio" en la conducción de sus negocios. Si esta regla le parece amplia, es porque lo es. Y, por desgracia, los miembros de la FINRA no siempre están a la altura de estas elevadas normas prescritas en la Regla 2010 de la FINRA. Entonces, ¿qué hacer si su corredor o asesor financiero no ha cumplido con sus obligaciones bajo la FINRA 2010? La mala conducta de los corredores cuesta a los inversores millones de dólares en pérdidas de inversión cada año. Dichas pérdidas son a menudo el resultado de un fraude, una tergiversación o una supervisión negligente de su cuenta. Aunque esta mala conducta puede tener graves consecuencias financieras para usted, afortunadamente existen vías para exigir responsabilidades a estos infractores. Si usted ha sufrido pérdidas que usted cree que son el resultado de su corredor de no mantener los altos estándares de honor comercial y los principios equitativos de comercio, póngase en contacto con The Law Offices of Robert Wayne Pearce, P.A. Discutir su caso con un abogado de pérdida de la inversión con experiencia tan pronto como sea posible para ver cómo usted puede ser capaz de recuperar. Resumen de otras reglas notables de la FINRA Normalmente, las reglas de la FINRA describen la conducta específica prohibida por la propia regla. Por ejemplo: La Regla 1122 de la FINRA prohíbe a los miembros de la FINRA y a otras personas presentar información de membresía o de registro en la FINRA que contenga información incompleta o inexacta; la Regla 2111 de la FINRA requiere que los corredores sólo recomienden inversiones o estrategias de inversión que sean adecuadas para el cliente; y la Regla 5270 de la FINRA prohíbe la ejecución frontal de transacciones en bloque. Entonces, ¿dónde entra en juego la norma FINRA 2010? A menudo, los inversores utilizan la Regla 2010 para hacer frente a una mala conducta no descrita en otras reglas de la FINRA. La Regla 2010 funciona como una disposición general para proteger a los inversores de la negligencia financiera y otras prácticas poco éticas por parte de los asesores e instituciones financieras. ¿Qué prohíbe la Regla 2010? La Regla 2010 sanciona a los corredores por mala fe o por una conducta poco ética "relacionada con el negocio". Recibir una sanción en virtud de la Regla 2010 no significa necesariamente que el corredor haya violado la ley, aunque una violación de la ley de valores por sí misma apoya la conclusión de que un corredor ha violado la Regla 2010. Las conductas consideradas poco éticas o inmorales, aunque no necesariamente prohibidas por la ley, autorizan la aplicación de medidas disciplinarias en virtud de la regla. Requisito relacionado con el negocio La Regla 2010 de FINRA ordena que la supuesta mala conducta esté relacionada con el negocio para calificar para la disciplina bajo esta regla. En una acción disciplinaria de la FINRA de 2019, un Panel de Audiencia de la FINRA explicó que la relación entre las acciones poco éticas del miembro de la FINRA y la conducta de su negocio de valores no tiene que estar estrechamente conectada. Más bien, el Panel dio a entender que la Regla 2010 se extiende a cualquier mala conducta que "se refleje en la capacidad de la persona asociada para cumplir con los requisitos reglamentarios del negocio de valores y para cumplir con [sus] deberes fiduciarios en el manejo del dinero de otras personas". Ejemplos de violaciones de la Regla 2010 de la FINRA En última instancia, cada caso en el que se alega una violación de la Regla 2010 requiere un análisis individual para determinar si la mala conducta equivale a una violación de la regla. Para determinar si la regla fue violada, se requiere la evaluación tanto de la totalidad de las circunstancias como del contexto de la mala conducta. Recuerde que una infracción de la Norma 2010 se produce incluso en circunstancias en las que el corredor no comete una infracción de la ley estatal o federal. Las acciones que se consideran una violación de la Regla 2010 incluyen Apropiación indebida de fondos de clientes o de un empleador; Compartir la información confidencial de los clientes sin aprobación; Falsificar firmas; Hacer alteraciones en documentos financieros importantes; Solicitar donaciones para beneficio personal u otros usos no autorizados; Tergiversar la información financiera a los clientes; y Negarse a pagar los honorarios de los abogados y otros gastos después de iniciar un litigio contra un cliente. Las acusaciones de la Regla 2010 surgen con frecuencia en conjunto con las acusaciones de que un corredor violó otra Regla de la FINRA. Póngase en contacto con un abogado de pérdidas de inversión para responder a sus preguntas sobre la Regla 2010 Podría decirse que el núcleo de la regulación de valores es la FINRA 2010. Sin esta regla, los miembros de la FINRA no tendrían la obligación general de llevar a cabo sus negocios con tan altos estándares de honor e integridad. Por supuesto, incluso con la Norma 2010 en vigor, los miembros de la FINRA inevitablemente no cumplirán con estas normas. Con más de 40 años de experiencia en la representación de los inversores y la celebración de sus corredores y asesores financieros responsables de la mala conducta, usted puede estar seguro de que nuestro equipo tiene el conocimiento y los recursos necesarios para luchar por usted. El abogado Robert Pearce tiene un sólido historial de éxitos, recuperando fondos para más del 99% de sus clientes inversores. Para discutir su caso y comenzar el proceso hacia la compensación, póngase en contacto con nosotros hoy para una evaluación gratuita del caso.

Continuar leyendo

La compra y venta excesiva de valores para generar comisiones se llama "Churning" - ¿Le está pasando a usted?

Muchas personas se preguntan a menudo: ¿es ilegal el churning? La respuesta es sí. Las regulaciones de la SEC y las normas de la FINRA prohíben la práctica de realizar compras o ventas excesivas de valores en cuentas de inversores con el propósito principal de generar comisiones, lo que se conoce como churning. A pesar de la ilegalidad del churning, FINRA presentó 190 acciones de arbitraje para el año 2020 hasta finales de diciembre contra corredores acusados de esta práctica. Si usted sufrió pérdidas en su cuenta de inversión como resultado de la negociación excesiva, póngase en contacto con un abogado de fraude de churning para determinar si tiene derecho a recuperar la compensación. ¿Qué es el churning en las finanzas? El churning, también conocido como trading excesivo, adquiere un nuevo significado en la industria financiera que no tiene nada que ver con la mantequilla. La negociación excesiva se produce cuando un agente de bolsa realiza múltiples operaciones en la cuenta de inversión de un cliente con el objetivo principal de generar altas comisiones. El churning suele provocar pérdidas importantes a los inversores. La Regulación de Mejor Interés de la SEC, o Reg BI, establece una norma de conducta para los corredores de bolsa y sus empleados cuando recomiendan inversiones a clientes minoristas. La Reg BI exige a los corredores que actúen en el mejor interés del cliente y que no antepongan sus propios intereses a los del inversor. El "churning" casi nunca es lo mejor para el inversor, incluso para aquellos que tienen estrategias comerciales agresivas. Señales de que su asesor está haciendo "churning" en su cuenta de inversión El "churning" de las acciones conduce a importantes pérdidas para el inversor, especialmente en situaciones en las que se prolonga durante un largo periodo de tiempo. Muchas veces, los inversores no reconocen los indicadores de que su agente ha cometido el delito de negociación excesiva hasta que es demasiado tarde. Hay una serie de señales de precaución a las que debe prestar atención cuando teme que su asesor financiero esté negociando en exceso en su cuenta. Operaciones no autorizadas Las operaciones no autorizadas se producen cuando un corredor negocia valores en su cuenta de inversión sin recibir autorización previa. Si tiene una cuenta de inversión discrecional, su asesor financiero tiene autorización para realizar operaciones en su cuenta sin pedirle su aprobación para cada transacción; sin embargo, su agente sigue estando obligado a cumplir la norma del mejor interés. Las operaciones excesivas pueden ser más difíciles de detectar con una cuenta discrecional. La aparición de numerosas operaciones no autorizadas en el extracto de su cuenta es motivo de preocupación. Para reconocer estas operaciones, debe revisar el extracto de su cuenta mensualmente y verificar la información proporcionada. Si observa operaciones no autorizadas en el extracto de su cuenta, notifíquelo inmediatamente a su corredor y a su empresa de corretaje. Volumen de operaciones inusualmente alto Un alto volumen de operaciones en un corto periodo de tiempo puede significar que se está produciendo un "churning", especialmente para los inversores que siguen una estrategia de inversión conservadora. Preste especial atención a las transacciones que implican la compra y venta de los mismos valores una y otra vez. El abogado Robert Pearce tiene más de 40 años de experiencia representando a clientes cuya mala conducta de los corredores les causó pérdidas financieras. La amplia experiencia del Sr. Pearce le permite reconocer los indicadores de churning inmediatamente y probar la cantidad de daños que usted sufrió como resultado de la mala conducta de su corredor. Comisiones excesivas Las comisiones inusualmente altas que aparecen en su estado de cuenta es otra indicación de la negociación excesiva. Si las comisiones se disparan significativamente de un mes a otro, o si un segmento de su cartera de inversiones genera sistemáticamente comisiones más altas que cualquier otro segmento, existe la posibilidad de que su corredor esté manipulando su cuenta. Los extractos de cuenta no suelen incluir los importes de las comisiones cobradas por cada transacción individual. Por lo tanto, no dude en ponerse en contacto con su agente de bolsa para pedir una explicación de las comisiones cargadas en su cuenta. Si usted siente que le están cobrando comisiones excesivas en sus cuentas de inversión, póngase en contacto con The Law Offices of Robert Wayne Pearce, P.A., para discutir sus opciones. Póngase en contacto con nuestra oficina hoy para una consulta gratuita Churning en la industria financiera puede resultar en sanciones monetarias e incluso la inhabilitación de la industria financiera en casos extremos. La práctica implica la manipulación y el engaño de los inversores que confían en sus corredores para actuar en su mejor interés, lo que justifica el castigo severo. Robert Wayne Pearce ha manejado docenas de casos de churning y puede proporcionar una revisión completa de sus estados de cuenta para determinar si se produjo el comercio excesivo. Además, las Oficinas Legales de Robert Wayne Pearce, P.A., emplea a expertos que pueden realizar un análisis de la actividad comercial en su cuenta para establecer pruebas concretas de que la práctica se produjo. Tenemos la experiencia, los conocimientos y el compromiso para obtener los daños que usted merece. Póngase en contacto con nuestra oficina hoy para una evaluación gratuita del caso.

Continuar leyendo

La norma FINRA "Conozca a su cliente" y la idoneidad de la inversión: ¿cómo se aplica a usted?

FINRA regulates the conduct of brokers in the securities industry to protect investors from suffering losses due to financial advisor misconduct. The agency formulates rules to outline the behavior expected of broker-dealers and financial advisors when dealing with their investment clients. Nevertheless, FINRA receives thousands of customer complaints every year alleging violations of FINRA Rules. FINRA Rule 2090, the Know Your Customer (KYC) rule, and FINRA Rule 2111, the suitability rule, mandate minimum knowledge requirements for brokers when making investment recommendations and commonly appear in these customer complaints.  If you suffered investment losses due to unsuitable investment recommendations, The Law Offices of Robert Wayne Pearce, P.A., can help you determine if your broker violated one of these rules. Contact our office today for a free consultation. FINRA Rule 2090: Know Your Customer Rule FINRA Rule 2090, or the Know Your Client rule, requires financial advisors to know the “essential facts concerning every customer and concerning the authority of each person acting on behalf of such customer” when opening and maintaining a client investment account. The “essential facts” described in the rule include details that are required to: Service the account effectively; Satisfy any special handling instructions for the account; Understand the authority of anyone acting on the customer’s behalf; and Comply with applicable laws, regulations, and rules. The KYC rule protects clients from investment losses by requiring their financial advisor to learn detailed information about their personal financial circumstances. The rule protects financial advisors by outlining the essential information about customers at the outset of the relationship, prior to any recommendations. Additionally, the financial adviser receives notification of any third parties authorized to act on the customer’s behalf. The Know Your Client rule acts in tandem with the suitability rule, FINRA Rule 2111. The information learned by financial advisors through the KYC requirement factors into the analysis of whether an investment recommendation is suitable.  FINRA Rule 2111: Suitability Alleged violation of investment suitability requirements resulted in 1,220 customer complaints filed with FINRA in 2020 alone, down from 1,580 complaints in 2019. The suitability rule requires financial advisors to have a “reasonable basis” to believe that a recommended transaction or investment strategy is suitable for the customer. A financial advisor determines the suitability of a transaction or investment strategy through ascertaining the customer’s investment profile. Factors involved in a suitability analysis include the customer’s: Age, Investment experience, Financial situation, Tax status, Investment goals, Investment time horizon, Liquidity needs, and Risk tolerance. Numerous cases interpret the FINRA suitability rule as requiring financial advisors to make recommendations that are in the best interest of their customers. FINRA outlines situation where financial advisors have violated the suitability rule by placing their interests above the interests of their client, including: A broker who recommends one product over another to receive larger commissions; Financial advisors who recommend that clients use margin to purchase a larger number of securities to increase commissions; and Brokers who recommend speculative securities with high commissions because of pressure from their firm to sell the securities. Any indication that a financial advisor has placed his or her interests ahead of the client’s interest can support a claim for a violation of the suitability rule. Rule 2111 consists of three primary obligations: (1) reasonable basis suitability, (2) customer-specific suitability, and (3) quantitative suitability. Reasonable Basis Suitability Reasonable basis suitability requires a financial advisor to have a reasonable basis to believe, based on reasonable diligence, that a recommendation is suitable for the public at large. A financial advisor’s reasonable diligence should provide him or her with an understanding of risks and rewards associated with the recommended investment or strategy. A failure to comprehend the risks and rewards associated with a particular investment prior to recommending the investment to a client can result in allegations of misrepresentation or fraud. If a broker fails to perform reasonable diligence regarding either component, the financial advisor violates this obligation. Customer-Specific Suitability Customer-specific suitability involves considering the specific details about an individual customer to determine if a transaction or investment strategy is suitable. The financial advisor reviews the details outlined above to determine the suitability of a particular transaction or strategy for each customer. Quantitative Suitability The quantitative suitability element requires financial advisors to recommend transactions that are suitable when viewed as a whole, not only when viewed in isolation. This element aims to prevent financial advisors from making excessive trades in a client’s account solely for the purpose of generating commission fees. Factors such as turnover rate, cost-equity ratio, and use of in-and-out trading indicate that the quantitative suitability obligation was violated. What Constitutes “Reasonable Diligence”  FINRA’s suitability rule requires brokers to exercise “reasonable diligence” in attempting to obtain customer-specific information. The reasonableness of a financial advisor’s effort to obtain such information will depend on the facts and circumstances of each investment relationship. A financial advisor typically relies on the responses provided by the customer in compiling information relevant to the customer’s investment profile. Some situations may prevent a broker from relying exclusively on a customer’s responses, including times when: A financial advisor poses misleading or confusing questions to a degree that the information-gathering process is tainted; The customer exhibits clear signs of diminished capacity; or Red flags exist that indicate the information may be inaccurate. Additionally, the suitability rule requires brokers to consider any other information provided by the customer in connection with investment recommendations.  Hiring an Investment Loss Attorney Violation of FINRA Rules 2090 and 2111 result in significant financial losses for investors every year. If you suffered losses because of unsuitable investment recommendations, you have the right to seek compensation from the parties responsible for your losses.  Cases against brokers and registered investment advisors can be complex for attorneys without experience in securities law.  Robert Wayne Pearce has over 40 years of experience representing investors in disputes against financial advisors and broker dealers. Mr. Pearce has tried, arbitrated, and mediated hundreds of investment-related disputes involving complex securities and FINRA rule violations. In fact, Mr. Pearce serves...

Continuar leyendo